Farmacéuticos reclaman una especial atención a la protección solar este verano

10/07/2020
  • A causa del confinamiento, la piel no se ha adaptado gradualmente a la radiación solar y el riesgo de quemaduras es más alto.
  • Las farmacias han registrado un aumento significativo de las consultas relacionadas con quemaduras en la piel.
  • Ladival edita un decálogo para contribuir a alertar a la población de estos riesgos y a proteger de las quemaduras y otros problemas de la piel.

Sant Just Desvern, 10 de julio de 2020 – Numerosos expertos dermatológicos alertan del incremento de quemaduras solares durante las primeras semanas de exposición al sol, una vez finalizado el estado de alarma y decretada la vuelta a la normalidad.

Diversos factores confluyen en este atípico verano: por un lado, las semanas de confinamiento han hecho que nuestra piel no se haya adaptado gradualmente a la radiación solar, como solía ocurrir en la primavera de los años anteriores, y por tanto se ha pasado de una exposición casi nula a una exposición directa y prolongada a los rayos solares. Además, el estrés afecta a la sensibilidad e irritabilidad de la piel, amplificando los efectos dañinos del sol.

Por otra parte, el uso de la mascarilla puede provocar reacciones de fotosensibilidad y alergias, debido a la mezcla de humedad del aliento y el calor, que genera un ambiente caliente y húmedo debajo de la máscara. Además, el gel hidroalcohólico destruye la barrera hidrolipídica de nuestra piel y, tal y como alertan los expertos, su uso antes de exponernos al sol puede provocar graves quemaduras y daños en la piel, tal y como ya está ocurriendo.

De todo ello son testimonio directo las farmacias, que han registrado un aumento significativo de las consultas relacionadas con quemaduras en la piel. Tal y como señaló Gema Herrerías, farmacéutica titular de A5 Farmacia de Sevilla y vocal de dermofarmacia del Consejo Andaluz de Colegios Oficiales de Farmacéuticos, en una entrevista para Ladival a través de la red social Instagram, “debido al confinamiento, nuestra piel no se ha podido adaptar gradualmente a la exposición solar sintetizando melanina, el pigmento que nos confiere una cierta protección natural al sol. Sin esta protección es más probable que nos quememos. En la farmacia, durante estos primeros días de playa, estamos detectado más manchas, pigmentaciones y quemaduras de lo habitual. Observamos que una misma persona, con el mismo factor de protección solar que venía utilizando en años anteriores, ahora puede sufrir quemaduras solares. Hay que extremar todas las precauciones”.

Fiel a su lema “Triple protección solar”, Ladival ha realizado una donación de 150.000 € en productos de cuidado postsolar y ha querido contribuir a alertar a la población de estos riesgos y a proteger de las quemaduras y otros problemas de la piel, editando el siguiente decálogo de buenas prácticas:

  1. No te arriesgues a tomar el sol de una forma prolongada y directa; la exposición al sol este año debe ser gradual.
  2. Cuando salgas a la calle o salgas a hacer ejercicio utiliza siempre protección solar.
  3. Usa siempre mascarilla para protegerte del virus, pero no para protegerte del sol: usa siempre protector solar.
  4. Selecciona el protector solar más adecuado para tu piel. Las farmacias te pueden ayudar a elegirlo.
  5. Antes de tomar el sol, límpiate las manos con agua y jabón y minimiza en lo posible el uso del gel hidroalcohólico; puede provocar quemaduras solares.
  6. Consulta al dermatólogo si has padecido la COVID-19, especialmente si has tomado medicamentos fotosensibilizantes.
  7. Cuando te pongas la mascarilla, utiliza cremas que te protejan de rozaduras y alergias.
  8. Renueva el protector solar cada dos horas.
  9. Evita la exposición solar durante las horas centrales del día: entre las 12 y las 16h.
  10. Disfruta del sol de una manera responsable; tu piel te lo agradecerá.

 

 Descargar nota de prensa